Tarragona

Esencia mediterránea

Visitar Tarragona es imbuirse en la historia del Mediterráneo, en sus pueblos curiosos y viajeros como los cartagineses, los fenicios y por supuesto los romanos con su afán de conquista y ampliación de fronteras.
Para los romanos, Tarraco, era como una pequeña Roma, una ciudad portuaria, abierta al Mediterráneo y donde se hablaba una multitud de lenguas. Con estas características, Tarraco se covertiría en una importante provincia y unas de las principales ciudades de Hispania, tanto en la época de la República como en la del Emperador Augusto.
Durante su estancia en Hispania, Augusto reorganizó las provincias, pasando Tarraco a convertirse en la capital de la Hispania Citerior.
Tras la caída del Imperio Romano, Tarraco fue ocupada por los visigodos y después, hacia el año 713 sería conquistada por el ejército árabe-musulmán durante la invasión musulmana de la Península Ibérica, tras la cuál Tarraco perdió casi toda la importancia administrativa y religiosa que le quedaba.
El conjunto arqueológico de Tarraco es uno de las más extensos conjuntos arqueológicos pertenecientes a la Hispania Romana que se conservan en España. En el año 2000 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, entre sus joyas podemos disfrutar de sus murallas, el anfiteatro, el circo romano y el acueducto…

Reus, ciudad del modernismo

Tras Barcelona, Reus, se convirtió en una ciudad de referencia de los movimientos culturales como el modernismo.

  • En pleno centro histórico se encuentra el Gaudí Centre, un nuevo espacio de interpretación que permite al público de todas las edades adentrarse en el mundo del genial arquitecto. En la calle San Vicente se encuentra la casa natal del arquitecto, donde vivió su infancia y juventud.
  • Casa Navàs, es considerada uno de los mejores ejemplos del modernismo a nivel europeo. Construida entre 1901 y 1907, el edificio albergaba la nueva vivienda y el establecimiento comercial de Joaquim Navàs.
  • Instituto Pere Mata. En 1898 comienza la contrucción del Instituto Psiquiátrico Pere Mata, uno de los grandes proyectos del arquitécto Lluís Domenech i Montaner, que marcaría el inicio de la brillante etapa modernista que vivió la ciudad de Reus. El pabellón “de los distinguidos”, único que se puede visitar, conserva el espectacular repertorio decorativo del Modernismo.

Delta del Ebro

El delta del Ebro es la mayor zona húmeda de Cataluña y la segunda de la Península Ibérica. Constituye uno de los hábitats acuáticos más importantes del Mediterráneao occidental. Sus características geográficas y su alto valor natural, tanto en flora como en fauna, lo convierten en un lugar de especial interés para descubrir la naturaleza.
En 1983, el gobierno de Cataluña aprobó la creación del Parque Natural del Delta del Ebro, que ocupa las comarcas de Montsià y del Baix Ebre, para proteger y administrar los bienes naturales de la zona.

Montblanc medieval

Montblanc es uno de los más bellos conjuntos medievales de Cataluña. Su historia se remonta a 1150, una vez finalizada la reconquista.
En la primera mitad del siglo XIV fue un pueblo próspero, llegando a ser unas de las ciudades más importantes del sur de Cataluña. Su recinto amurallado, la iglesia gótica de Santa María, así como la iglesia-hospital de Sant Marçal y el palacio de Alenyà datan de estos prósperos años.
Durante la segunda mitad del siglo XIV la villa entró en un largo período de decadencia a causa de las epidemias y las malas cosechas, que no fue superado hasta el siglo XVIII gracias al desarrollo agrícola, lo cuál permitió un nuevo desarrollo urbanístico.
En la actualidad es uno de los puntos del interior de la Costa Dorada con mayor interés turístico.

Priorato y Siruana

A pesar de ser una de las comarcas más pequeñas de Cataluña, el Priorato ofrece unos paisajes espectaculares, unos pueblos encantadores en donde se respira calma y unas prestigiosas denominaciones de vinos, que hacen al Priorato un destino de interior consolidado.
Uno de esos pueblos, Siurana es considerado uno de los más bellos de la provincia de Tarragona. Conquistado en 1153, después de caer Lérida y Tortosa, fue el útltimo reducto de la reconquista en Cataluña. Situado sobre un enorme peñón de roca caliza y rodeado por el torrente de Estopiñá, Siurana se abre ante una maravillosa panorámica.
Cuenta la leyenda que la reina mora Abdelazia antes de verse sometida a los cristianos, prefirió tirarse por el acantilado con su caballo.
El animal, en su inútil resistencia, dejó marcada en la roca la huella de su herradura por siempre jamás. Con el fin de la reina desapareció el último baluarte sarraceno de Cataluña.

Monasterio de Poblet

En 1991 el Real Monasterio de Santa María de Poblet fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.
Impulsado y patrocinado por Ramón Berenguer IV, Conde de Barcelona, que lo entregó a los monjes bernardos en 1149. Enriquecido con distintas donaciones alcanzó su máximo esplendor en el siglo XIV, y su decadencia y abandono tras las desamortización de Mendizábal. En 1940 pasó a manos de monjes cistercienses.
Fue panteón real de la Corona de Aragón desde finales del siglo XIV hasta la extinción de la casa en el siglo XV.

Castells

En 2010 los castells fueron declarados Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, y es que esta expresión cultural catalana atrae a millones de espectadores, no solo durante las fiestas patronales de cada pueblo y ciudad, sino también en el concurso que cada dos años se celebra en el ayuntamiento de Tarragona.

Costa Dorada

La costa dorada comprende 13 municipios a lo alrgo de 81 kilómetros que ofrecen 60 playas de todos los tipos, desde pequeñas calas en Mont-roig del Camp, acantilados en Torredembarra, con arena fina y poca profundidad en Salou, e inlcuso playas naturistas como la de Torn de l’Hospitalet de l’Infant.
La mayoría de sus playas han sido galardonadas durante años por sus aguas limpias, por su accesibilidad para discapacitados y por su sostenibilidad medio ambiental.

PortAventura y Ferrariland

Inaugurado el 1 de mayo de 1995, el parque temático de PortAventura es una de las principales atracciones de la Costa Dorada, siendo el parque temático más visitado de España y el sexto de Europa.
En el 2017 se inauguró Ferrariland en donde los amantes de la fórmula uno pueden disfrutar con toda la familia, de este nuevo parque temático centrado en la icónica firma italiana, único en Europa.

Amelia Fdez. Valledor

Anterior
Siguiente