Los húmedales de La Mancha

Entendemos como un humedal las tierras, generalmente planas, cuya superficie se inunda de manera permanente o intermitente. Al cubrise de agua, el suelo se satura, quedando desprovisto de oxígeno y dando lugar a un ecosistema entre los puramente acuático y lo terrestre.

Parque Natural de las Lagunas de Ruidera

En 1979 mediante Real Decreto se declaró a las Lagunas de Ruidera, Parque Natural para poder preservar así las singularidades paisajísticas, geológicas y biológicas de este humedal de Castilla-La Mancha. En 1981 fue declarada Reserva de la Biosfera de la mancha húmeda y en el 88 zona de especial protección para las aves.
Las Lagunas de Ruidera se encuentran en los límites de las provincias de Ciudad Real y Albacete. Es considerado uno de los parajes más sorprendentes de España. Formado por 15 lagunas fluviales de gran belleza, de un intenso color turquesa. La diferencia de altura entre ellos hace que el agua discurra por arroyos, cascadas y saltos, de una a otra laguna debido a formaciones geológicas como las barreras traverníticas.
El viajero que se acerque a este oasis de Castilla-La Mancha no solo podrá disfrutar del planeo del águila perdicera, sino también de la garza imperial, sin olvidar que podrá practicar senderismo, buceo, pesca deportiva y durante el verano de las pertinentes zonas de baño.

Parque Nacional de las Tablas de Daimiel

Las Tablas de Daimiel es uno de los últimos representantes del ecosistema llamado tablas fluviales, formación que se produce por el desbordamiento de los ríos Guadiana y Gigüela, favorecido por la escasez de pendiente del terreno.
En 1973, el humedal de las Tablas de Daimiel fue declarado Parque Nacional, dando así un gran paso en la coservación de uno de los ecosistemas acuáticos más importantes de la Península Ibérica por la variedad y calidad de la fauna y flora que habitan en ella, así como por aquellas aves que la emplean en los pasos migratorios.
El visitante podrá disfrutar de visitas guiadas personalizas, rutas senderistas, en 4×4, actividades de educación ambiental, rutas ornitológicas, observación de aves, de fotografía de naturaleza…
Tanto las Lagunas de Ruidera como las Tablas de Daimiel son un oasis en plena Castilla-La Mancha.

Amelia Fdez. Valledor

Anterior                                                                                                
Siguiente